Page 4 - Tendencia Editorial No. 26 | 2021
P. 4

4
cimientos y los lazos que desde hace años ya se habían tejido y construido con el equipo humano de nuestra empresa, uno de nuestros mayores patrimonios, o sin los recursos tecnológicos y de estilo empresarial que nos han permitido siempre estar muy cerca de nuestros edi- tores, libreros y lectores.
Los retos fueron y seguirán siendo enormes, pues las implicaciones de la pandemia no han terminado: seguir operando en circunstancias cambiantes donde el esque- ma de la operación de la empresa, tal como la habíamos ido construyendo se quedaba en parte corta, se ha con- vertido en todo un ejercicio permanente de innovación y de repensar nuestro oficio para hacerlo cada vez más asequible, dinámico y exitoso.
En los primeros meses de la pandemia no había ma- nera de predecir el futuro. No obstante, revisábamos y ajustábamos constantemente nuestras proyecciones de facturación y de costos de la operación, así como las es- trategias para no perder contacto con nuestros editores ni con cada una de las librerías, clientes y aliados, con el fin de que el impacto económico no fuera catastrófico.
La primera decisión tuvo que ver con la voluntad de la gerencia y de las directivas de la empresa en mante- ner intacto y protegido al equipo humano, sin despidos masivos ni licencias no remuneradas. Salvo unos pocos ajustes temporales de horario en un par de cargos o de no renovación de algún contrato a término definido, podemos decir hoy con satisfacción que mantuvimos intacta nuestra planta de personal, haciendo sacrificios, eso sí, de pequeñas reducciones salariales temporales para todos. Nuestra empresa está liderada por un equi- po humano altamente calificado, comprometido y con un enorme sentido de pertenencia y lealtad por Siglo, que asumió como propio el reto y trabajó sin descan- so en el 2020 para hacer posible la estabilidad de la empresa y los exitosos resultados finales en un año sin precedentes.
Con asombrosa rapidez y gracias a nuestro sistema informático y tecnológico, se trasladó con la misma eficiencia, el trabajo presencial al remoto en casa, de buena parte del equipo humano de la empresa.
Trasladamos y descentralizamos nuestro sistema de facturación para poderlo gestionar remotamente. El acceso a las bases de datos, de clientes, de inventario,
de cotizaciones, selecciones a la medida, comunica- ción, catalogación, etc., los pudimos llevar a cabo en casa, desde la primera etapa del confinamiento. Esto nos permitó una inmensa ventaja sobre otras empresas del sector, que tuvieron que paralizar la operación por varias semanas a falta de tener a punto las condiciones para hacerlo de forma remota.
Estudiamos y atendimos de manera personalizada e imaginativa a cada librería para ajustar nuestro servicio y apoyo, de acuerdo con la situación y posibilidades tecnológicas de cada una. Es interesante destacar que gracias al trabajo en equipo y al desarrollo de innova- doras estrategias de varios libreros, los resultados de facturación de nuestros sellos editoriales crecieron de manera representativa en sus librerías.
El comercio electrónico propio y de terceros tanto para el libro impreso como digital, se fortaleció de ma- nera decidida y creció exponencialmente. A pesar de las circunstancias, creamos el cargo de Directora de Mar- keting Digital con el fin de convertir este canal en uno de los más potentes y crecientes de nuestra actividad.
Con ello, fortalecimos nuestra presencia en medios virtuales con múltiples actividades académicas y cultu- rales en apoyo a las ferias del libro y a proyectos, que como Conversa, siguieron delante de manera virtual y nos permitieron una mayor visibilidad en la red para un público más amplio.
Desarrollamos cursos de capacitación sobre mane- jo de redes sociales, bases de datos, entre otros, para libreros con el fin de dotarlos con herramientas para abordar la crisis.
Acercamos a nuestros editores a través de encuentros virtuales, a nuestros libreros y lectores, actividad que ya veníamos desarrollando de forma privada. Su experien- cia y trayectoria se convirtió en un incentivo para cono- cer y valorar más su trabajo intelectual y editorial. Esos encuentros tuvieron también el objetivo de compartir con la audiencia problemáticas propias del sector.
Avanzamos en acuerdos y nuevos esquemas de co- laboración con plataformas de venta de libros electró- nicos tanto en Colombia como en el exterior, que nos permitieran ofrecer contenidos en ese formato a bi- bliotecas locales e internacionales. Esto nos ha posibi- litado crecer de manera muy representativa y atender
tendencia editorial UR - N.o 26




















































































   2   3   4   5   6